El área de Banca Particulares se centra en las personas físicas, pequeñas empresas (hasta seis millones de euros de facturación) y autónomos, siguiendo un modelo de banca universal. Su principal objetivo es lograr la vinculación y la retención de clientes, mediante la aportación de valor en los productos y servicios, un asesoramiento riguroso y una atención de calidad.

La estrategia en este negocio pasa por fomentar la especialización en cinco perfiles distintos: Banca Privada, Banca Personal, Alto Potencial, Pymes y Autónomos, y Particulares. Esto permite asignar clientes a gestores específicos, que son los responsables globales de su relación con el banco, con lo que se consiguen mayores niveles de satisfacción y se generan nuevas fuentes de negocio.

 


Te quitamos las comisiones

Ya pagas demasiadas comisiones, por eso en Bankia te las quitamos y ahora mucho más...



Ventajas Por ser PYME  ›

Ventajas Por ser Autónomo